¿Sabíais que Andorra tiene sus propios vinos? Suena bastante sorprendente pero es más que cierto. Andorra seduce a los turistas que estén de paso gracias a su propio vino y ¡de qué manera!

Los Valles de Andorra han apostado por la producción vinícola y desde hace unos años 4 han sido las bodegas que han decidido producir este popular caldo cultivado y producido de la manera más tradicional, manteniendo así la cultura y tradición del vino andorrano con el paso del tiempo.

En los alrededores de Sant Julià de Loria estas 4 bodegas organizan actividades de turismo enológico como catas de vino, visitas a sus bodegas o excursiones a sus viñedos abriendo sus puertas para los más curiosos. Una serie de actividades que cada vez son más populares entre los visitantes de Andorra y que, sin duda alguna, merecen que se les eche un vistazo al estar de paso por el pequeño país vecino.

Borda Sabate

Borda Sabate

La Bodega Borda Sabaté 1944. Localizada en una finca de montaña a una altura de 1.100 metros de altitud, produce unos vinos con personalidad de manera tradicional. La bodega hace visitas tanto a sus instalaciones como a sus viñedos a los que se va en 4×4 y para grupos de más de 8 personas también proporciona cenas y comidas en un entorno de lo más natural y con la gastronomía propia de la zona.

Casa Auvinya

Casa Auvinya

La Casa Auvinyà comenzó su andadura por el mundo del vino allá por el año 2005 y desde entonces produce entre 1.500 y 2.000 botellas de vino al año siendo un producto de alta calidad y exclusividad muy respetado en la zona. Organizan visitas a su bodega explicando al visitante todo el proceso productivo de sus vinos así como enseñando sus viñedos e instalaciones. Las visitas se reservan con antelación directamente con la bodega y los grupos son de 10 personas como máximo, por lo que conviene contactar antes con la empresa a la hora de planear la visita.

Casa Beal

Casa Beal

En Casa Beal comenzaron a cultivar la vid en 2004 pero fue a partir de 2006 cuándo realmente empezaron a producir vino en una bodega muy cuidada y con uvas cultivadas a más de 1.000

metros de altura. Propiedad de la familia andorrana Visa Tor, la Casa Beal lleva a cabo visitas guiadas a la bodega y a las viñas donde se elabora el Cim de Cel, el primer vino del Principado de Andorra.

Celler Mas Berenguer

Celler Mas Berenguer

Y por último, no podemos olvidarnos de mencionar que Celler Mas Berenguer es una pequeña empresa familiar localizada en una masía en Puì d`Olivesa que cada vez está teniendo más importancia en el enoturismo del país. Produce vinos de una forma muy tradicional desde el cultivo hasta la producción, ganándose poco a poco su reputación debido a la calidad de su vino.

En definitiva, Andorra no deja de sorprender. Este país con el que compartimos frontera lo tiene absolutamente todo: nieve, montaña, cultura, arquitectura, compras, turismo activo y también turismo enológico para hacer aún más atractiva y completa la visita al Principado. Si estáis pensando en elegir Andorra para vuestras vacaciones, estad preparados para el sinfín de sorpresas que este país ofrece.

¿A qué estas esperando? ¡Dale un toque original a tus vacaciones! Descubre la contemporánea historia de la cultura vinícola en el pequeño país vecino y saborea el exquisito vino del Principado de Andorra de la manera más original posible.

No lo dudes más y reserva ya tu apartamento en Sant Julià de Loria para este verano y disfruta de tu estancia ya sea viajando en familia, con la pareja o junto a los amigos.