Entre los mejores destinos que se pueden elegir para pasar las vacaciones de Semana Santa, se encuentra Peñíscola. Una bonita y animada localidad de la Costa del Azahar, con infinidad de eventos y actividades programadas para estas fechas.

Por supuesto, las tradicionales procesiones y los actos religiosos de Semana Santa abren el programa; pero la celebración continúa con otras muchas actividades lúdicas, culturales y deportivas.

Playa de Peñiscola

Playa de Peñiscola

Para los que desean viajar en familia a Peñíscola o con niños, se suelen realizar actividades y talleres infantiles en el paseo Marítimo; así como interesantes visitas guiadas por el Casco Antiguo de la ciudad.

Para los que viajan en pareja o buscan una escapada romántica en Peñíscola, la localidad ofrece numerosas posibilidades y rincones tranquilos. Desde Apartamentos 3000 recomendamos reservar alojamiento en apartamentos u hoteles algo alejados del caso antiguo, donde se concentra la vida de la ciudad.

Como actividad estrella en Peñíscola, proponemos la vista a un espacio único, el Castillo del Papa Luna. Se trata de una fortaleza situada en la parte más alta del casco antiguo y que esconde ocho siglos de historia.

Castillo Peñíscola

Castillo Peñíscola

Además de este increíble castillo, lo que convierte a Peñíscola en una de las localidades más conocidas de la Costa de Castellón son sus playas. La Playa Norte, la más grande, es de arena fina y tiene una ubicación inigualable, a los pies del castillo. La Playa Sur, también de arena fina, se encuentra junto al puerto pesquero. Además, se puede disfrutar de otras playas como la Playa de las Viudas o las Playas del Pebret y del Russo; sin olvidar todas las bonitas calas que se encuentran en el litoral de la Sierra de Irta.

Como última propuesta, precisamente queremos hablar del Parque Natural de la Sierra de Irta. Se trata de una alineación montañosa, al borde del mar y que ofrece numerosas rutas senderistas y para hacer en bicicleta. Incluso se organizan excursiones en grupo, por ejemplo, por el Barranco Font de la Parra.

Su naturaleza, su historia, sus actividades y sus servicios (hoteles, apartamentos turísticos, restaurantes, bares, cafeterías…) convierten a Peñíscola en un destino ideal pasar las vacaciones de Semana Santa.