¿Sabías que la Alhambra no es solo un monumento sino un conjunto monumental de un asentamiento musulmán con todo lo que una ciudad musulmana ofrecía?

Si tienes previsto visitar la Alhambra, reserva al menos toda la mañana o toda la tarde para hacerlo aunque nuestra recomendación es que te cojas unos bocatas y algo de beber y pases el día completo en los jardines de este conjunto monumental

 

Taquillas y aparcamiento Alhambra

 

Lo primero que te recomendamos es subir en coche o caminando hasta las taquillas que se encuentran en la parte superior, si vas en transporte público te dejará en la puerta y si vas caminando, después de un paseo de alta montaña, llegarás a las taquillas en dónde podrás comenzar la visita.

Recordar que aquí tendrás que presentar tu entrada que ya habrás validado en la oficina de la Alhambra en el centro de granada.

 

Entradas para la Alhambra

No subas a la taquilla sin tu entrada, será puro azar y suerte máxima el que al llegar a la taquilla tengas disponibles entradas para ver la Alhambra, por ello te recomendamos reservarlas con antelación, a la hora de hacerlo, tendrás que elegir el día de visita así como la hora de visita de los palacios Nazaríes, te recomendamos hacerlo a última hora de la mañana o de la tarde.

 

Jardines del Generalife

Generalife

Generalife

Justo después de las taquillas de la Alhambra se accede a un majestuoso paseo de cipreses parte de un cuidado jardín con bonitos andadores llenos de vegetación y flores a través de los que se accede al primer gran monumento.

 

Generalife Alhambra

 

Justo a continuación de este paseo repleto de cipreses se accede al primero de los múltiples palacios que se pueden visitar, una villa retirada del centro neurálgico de la Alhambra cuya función era de recreo, el lugar de descanso de los reyes musulmanes, un edificio de dos plantas rodeado de jardines y agua que invitan al descanso incluso hoy a pesar de su cercanía al centro del asentamiento.

Os recomendamos sentaros en los jardines y dejaros llevar por la tranquilidad y el relajante sonido del agua.

 

Jardin Alhambra

jardines-alhambra

jardines-alhambra

Una vez visitado este palacio, la ruta sigue recorriendo los increíbles jardines a través de los que se irá accediendo al centro del conjunto, a los palacios Nazaríes.

Nada más atravesar la torre del agua se acceden a los jardines del Paraíso y los jardines del Partal, un paseo agradable y fresquito incluso en los días de verano con unas vistas que justifican la elección de esta ubicación como construcción de este asentamiento musulmán.

Es momento de sentaros en un banco o en el suelo y tomar un refresco y un aperitivo para tomar fuerzas antes de comenzar la visita de la Alhambra.

 

Baños árabes Alhambra

Baños árabes Alhambra

Baños árabes Alhambra

Siguiendo el recorrido y ya adentrándonos en los Palacios Nazaríes, nos encontramos con unos baños árabes de estructura románica que seguramente sean los más desconocidos del conjunto, el Bañuelo.

Se trata de unos baños que eran de uso público que datan del siglo XI y que son los mejores conservados de toda la península. Un lugar de parada obligatoria en el que descubrirás los rituales de purificación de la cultura musulmana.

 

Mezquita Alhambra

Como no podía ser de otro modo y como importante asentamiento musulmán, la Alhambra de Granada contaba con una mezquita para todos los habitantes, construcción no conservada a día de hoy pudiendo ver algunos restos de la misma durante la visita.

 

Palacios Nazaries

 

Y después del agradable paseo por el recinto de la Alhambra llegamos al punto más transitado de todo el conjunto y el de mayor valor artístico de la zona, las diferentes estancias construidas por los reyes musulmanes en las que vivían, gobernaban y recibían invitados.

Se trata de un conjunto de edificios anexos los unos a los otros contando cada uno de ellos con su propio jardín con su circuito de agua en movimiento y agua estancada y vegetación.

 

Patio de los leones

Patio de los leones

Patio de los leones

Seguramente sea uno de los puntos más fotografiados y transitados de todo el conjunto de la Alhambra, y no es para menos puesto que es el patio principal de todo el conjunto y destaca por su impresionante fuente soportada por leones esculpidos ubicada justo en el centro del patio.

Poder realizarte una fotografía aquí sin que aparezcan otros turistas es puro milagro, pero es una parada obligada para todos.

 

Palacio de Comares

Palacio de Comares

Palacio de Comares

Una vez disfrutado y visitados todos los palacios Nazaríes, volvemos al inicio de la visita, a la plaza principal en la que nos encontramos con  este palacio, el principal del conjunto puesto que era la residencia oficial del monarca, y está compuesto por un conjunto de dependencias agrupadas en torno al Patio de los Arrayanes, con galerías porticadas en los extremos, situándose al norte la Sala de la Barca y la Sala de los Embajadores, que ocupa el interior de la Torre de Comares, desde donde se domina el valle del Darro.

 

Palacio Carlos V

Palacio Carlos V Alhambra

Palacio Carlos V Alhambra

En la misma plaza nos encontramos este palacio mucho más posterior de estilo renacentista y lugar construido por el Emperador para sus reuniones familiares ya que era su residencia de verano.

Este palacio hoy alberga un museo al que se acceder sin necesidad de entrada para la Alhambra de acceso totalmente gratuito.

 

Alcazaba Alhambra

Alcazaba Alhambra

Alcazaba Alhambra

Justo delante del palacio de Carlos V y de cabecera de la Alhambra se encuentra la alcazaba que destaca por sus torres gemelas de vigilancia a las que se puede acceder con la misma entrada de la Alhambra.

La misma data del siglo IX y desde la parte superior de la misma se puede vigilar todo el valle en el que se ubica la localidad de Granada.

 

Puerta de la Justicia

Puerta de la Justicia Alhambra

Puerta de la Justicia Alhambra

Tras visitar todo el conjunto en el que mínimo habréis estado toda la mañana o tarde, podéis disponeros a bajar de este impresionante monumento de Granada dirección centro de la localidad para descansar en vuestro hotel o apartamento en Granada

Durante la bajada atravesaréis la puerta de la Justicia, la última construcción que veréis de este conjunto, la puerta más monumental de las 4 que posee el recinto amurallado de la Alhambra.

Y una vez en el centro de Granada, es momento de reponer fuerzas y refrigerarse con unas buenas tapas y cervezas, en nuestro artículo “Dónde comer en Granada” tienes nuestros favoritos